En un momento de crisis o contingencia, es muy importante contar con un buen liderazgo en la Clínica Veterinaria, que fomente un espíritu de certidumbre y certeza para el equipo de trabajo. La seguridad personal de todas y todos los colaboradores de la clínica, tanto desde el punto de vista físico como emocional, es de suma importancia. A partir de lo que ha sucedido en los últimos meses, seguramente será necesario cambiar y adaptar la rutina diaria del equipo de forma cuidadosa y minuciosa, y para esto es esencial que exista una buena comunicación. Es momento también de animar al equipo a pensar lateralmente para buscar soluciones a los problemas que plantea esta pandemia.

Ante la nueva normalidad, y la reapertura de actividades, lo primero y lo más importante es tratar de mantener la salud del equipo de colaboradores. Esto significa que hay que reorganizar el espacio de trabajo de la Clínica Veterinaria siguiendo la normativa del Gobierno Federal Mexicano, el IMSS y las recomendaciones de la OMS, siendo aconsejable consultar regularmente las regulaciones publicadas en sus páginas oficiales en Internet para tener toda la información actualizada. 

Entre las medidas que se pueden implementar para mantener la seguridad del equipo, y también de las personas que visiten la Clínica Veterinaria, se incluyen:

  1. Establecer distanciamiento posible entre personas, un metro y medio de distancia como mínimo, considerando a miembros del equipo de trabajo, propietarios de mascotas, proveedores y todo aquel que visite el establecimiento.
  2. Utilizar en la clínica ropa distinta a la de casa; es importante establecer un protocolo en el que al llegar habrá que quitarse la ropa de calle, y lo mismo al salir de la Clínica Veterinaria. 
  3. El uso de cubrebocas, tanto para los colaboradores como para los visitantes a la Clínica Veterinaria, deberá ser obligatorio. Es importante que todos lo tengan claro y lo lleven a cabo para el beneficio general. 
  4. Se recomienda la instalación de acrílicos y mamparas transparentes como barrera entre el personal y los clientes, por ejemplo en el área de recepción. Esto deberá estar acompañado de procesos de limpieza constante, por lo que valdrá la pena llegar a un consenso para turnarse esta labor y que no signifique un gasto adicional o una sobrecarga de trabajo para una persona. 
  5. La higiene personal será la prioridad número uno, fomentando el lavado de manos constante y a conciencia. La Clínica Veterinaria también deberá contar con alcohol en gel al 70%,  visible y accesible para quien llegue; tanto clientes como colaboradores deberán usarlo todo el tiempo.
  6. Considera escalonar los horarios laborales para que la Clínica Veterinaria siempre tenga personal suficiente para atender, pero conservando la distancia dado que, según la Organización Mundial de la Salud, las personas no deben permanecer más de 45 minutos en espacios cerrados para minimizar riesgos de contagio.
  7. Antes de plantear cambios drásticos (rutinas, salarios o comisiones, medidas para la atención, etc.), socialízalo con el equipo de trabajo para que todos lleguen a un acuerdo y no se sienta como imposición. 
  8. Será importante también procurar la salud emocional de todos los colaboradores de la Clínica  Veterinaria a través de monitoreos y charlas constantes que fomenten el hábito del apoyo mutuo. Crear un espacio de comunicación seguro les permitirá establecer momento catárticos que les ayuden a mejorar el ánimo, mismo que se traducirá en la atención que se dé a los pacientes, sus propietarios y a los clientes en general. 

La contingencia que hemos vivido en los últimos meses es el mayor reto al que se ha enfrentado el mundo desde hace muchas décadas y, prácticamente, ninguna persona o negocio será inmune a su impacto. Para todas y cada una de las Clínicas Veterinarias es esencial que el líder del equipo sea proactivo y garantice que la seguridad y el bienestar de cada uno sea una prioridad, manteniendo siempre una buena comunicación. 

La implementación cuidadosa de métodos de trabajo previamente revisados y la valoración de la presión y el estrés a los que pueden estar sometidas las personas de tu equipo, ayudará a mantener la motivación y la concentración de tu equipo. Planifica cuidadosamente, toma decisiones sabias y aprovecha esta oportunidad para seguir fortaleciendo tu Clínica Veterinaria.

 

Fuente: 

Gobierno Federal de México (2020): Acciones para la nueva normalidad:http://nuevanormalidad.gob.mx/ 

Guía oficial sobre Covid: 19 https://covid19.cdmx.gob.mx/nuevanormalidad 

Guía de trámites públicos relativos a Covid19: https://tramites.cdmx.gob.mx/covid19/public/

Veterinary Focos (2020).EL EQUIPO ES UNA PRIORIDAD, de Antje Blaettner. Texto como referencia.