Convivir con la digitalización ha pasado de ser privilegio de algunos, para convertirse en algo cotidiano en el que cada vez más nos involucramos todos. Negocios que antes no veían la necesidad de tener un espacio de venta en línea, hoy lo están replanteando; es momento de considerarlo como necesario para la evolución y crecimiento de la Clínica Veterinaria. 

Hace algunos años el desarrollo de un catálogo para vender desde Internet era algo complicado o costoso que involucraba contratar programadores o diseñadores para conseguirlo. Hoy en día grandes plataformas, como Mercado Libre o Amazon, han abierto espacios para que las pequeñas y medianas empresas puedan incluir el e-commerce sin mayor problema o riesgo, haciendo el proceso sencillo, seguro y cómodo tanto para el que venderá como para el que compra. 

Aunque el propio mercado lleve a que el negocio tenga un catálogo digital que ofrecer, no podemos entrar a él sin evaluar los pros  y contras, estableciendo estrategias claras para construir o sobrellevar lo que se presente. Te enlistaremos ahora algunas cosas a considerar: 

1.No hay limitaciones geográficas. Al ser la red global, tu negocio estaría disponible para cualquier lugar del mundo; sin embargo, antes de plantearte la idea de la distribución global, deberás explorar los costos y procesos de envío nacionales e internacionales, pues ahí podrían encarecerse las ganancias o generar problemas al no poder cumplir con las entregas.  

2. Puedes mostrar y ofertar una mayor gama de productos. Muchas tiendas en línea te muestran productos que no tienen en stock pero pueden conseguir con facilidad. Aunque es una práctica común, ofertar sin tener el respaldo de contar con la pieza puede ser riesgoso. La solución para esto está en evaluar si puedes o no tener acceso a lo que venderás de forma rápida y sencilla, para que no se afecte tu tiempo de entrega. 

3. Facilita las compras a los clientes: con una tienda en línea propicias que las personas que tienen días muy ocupados compren con la tranquilidad de que les llegará al domicilio que indiquen, sin tener que dejar lo que están haciendo para ir al punto de venta físico. 

4. Contar con una tienda en línea te permitirá aprovechar aún más el trabajo publicitario y de comunicación que hagas en redes sociales para tu Clínica Veterinaria, dándole a quien consume tus contenidos un punto para concretar la compra del producto o servicio del que le estás hablando. 

5. La competencia entre las tiendas en línea es cada vez mayor, sobre todo aquellas que conviven en plataformas pre-establecidas como Mercado Libre o Amazon. Para destacar te recomendamos que tu tienda esté muy bien categorizada y ordenada, que cada producto tenga una descripción clara, y que mantengas tus envíos al día y sin retraso. Esto, sumado al trabajo de publicidad y comunicación que hagas te ayudará a destacar. 

6. Como sucede en las tiendas físicas, el e-commerce también tendrá a muchos usuarios con dudas, máxime si no pueden ver o estar en contacto físico con el producto. Dedicar tiempo a la atención de estas dudas y asesorar a la persona vía remota, resolviendo toda pregunta siempre es valorado por los compradores; descuidar esto, sin embargo, puede afectar tus ventas e incluso provocar que se genere una mala reputación a tu tienda con las personas compartan que no fueron atendidas debidamente. 

En la balanza entre las ventajas y desventajas encontramos que es útil y necesario emprender una tienda en línea, aunque te recomendamos empezar con una digitalización parcial, ofreciendo algunos productos de tu Clínica Veterinaria a través del e-commerce y manteniendo otros exclusivos del negocio físico. Evalúa constantemente tus acciones para identificar qué funciona y no, y no dejes de compartir con nosotros tus dudas, nos dará gusto darte recomendaciones.