El año nuevo siempre trae anhelos y planes para el cambio y prosperidad; mejorar nuestras habilidades y la forma en la que nos desempeñamos a diario es una motivación que podemos encontrar en la capacitación. Un empleo que ofrezca la posibilidad de la profesionalización constante siempre es apreciado, reconocido y agradecido; con el acceso a información constante y a relacionarnos con personas en cualquier lugar del mundo que nos ofrece Internet, hoy podemos establecer proyectos de educación continua para los colaboradores de la Clínica Veterinaria sin necesidad de gastar más, desarrollando un plan de auto-capacitación. 

La auto-capacitación consiste en identificar aquellas necesidades de educación continua que una persona o grupo tengan en relación con sus objetivos profesionales de forma personal, los del equipo con el que trabajan y los del negocio, en este caso, la Clínica Veterinaria, y satisfacerlas con tutoriales, cursos o materiales en la web, o recursos propios, como la vinculación con otras empresas o personas de quienes se pueda aprender. Así, tiene la ventaja de ser de bajo costo, fomenta la productividad y la calidad en el trabajo a partir de conocer ejemplos y adquirir nuevos aprendizajes, y en poco tiempo podemos acceder a información que nos mantendrá actualizados para enfrentar mercados sumamente competitivos.

Según el listado de tendencias para el 2020 de Leadex, empresa de tendencia en liderazgo, estas son algunas de las cosas que deberán tomarse para establecer un plan de auto-capacitación: 

  1. Capacitación adaptada: deberá planearse entre el jefe y el colaborador, especificando cuántas horas laborales se dedicarán o qué tiempo se dispondrá para la capacitación, qué objetivos deben alcanzarse y en cuánto tiempo hay que llegar a ellos. 
  2. Aprendizaje social: consiste en identificar habilidades y fortalezas en cada uno de los miembros del equipo, de tal forma que puedan enseñar a los demás. Así, los novatos pueden aprender de los veteranos, o un área, por ejemplo la de ventas, puede aprender de otra, digamos la de estética o medicina veterinaria. Este esquema es muy útil para complementar actividades y fortalecer los lazos en el equipo. 
  3. Microaprendizaje: se trata de hacer que el aprendizaje sea breve, en pequeños episodios, pero constante. Recomendar constantemente un tutorial breve, una lectura o una charla en YouTube es ideal para esto. 

Al planear el proyecto de auto-capacitación para los colaboradores de tu Clínica Veterinaria, busca que reúna diferentes temas que mantengan el interés en los colaboradores, y hagan del aprendizaje algo atractivo. Es muy importante desarrollar las competencias que cada uno requiere para realizar su labor, fomentando la auto-gestión para que realicen su trabajo sin necesidad de un supervisor constante, con el fin de que sean más estrategas y menos operativos.