Un equipo sólido nos permite recorrer un camino de calidad, productividad y excelencia en el servicio

El trabajo en equipo es fundamental para llevar a cabo la misión y visión de la Clínica Veterinaria de una forma correcta, con objetivos bien trazados, retroalimentación constante, acción ejecutada y al final si todos trabajamos al unísono: resultados positivos.

Cada uno de los colaboradores de la Clínica Veterinaria deben de estar comprometidos con su tarea diaria, de saberse parte de un todo, y que su trabajo es tan importante como un pilar para la obtención del éxito del negocio.

Todo comienza desde el momento mismo de la contratación del personal; es entonces en donde debemos definir qué perfil queremos para realizar una tarea específica. Para esto habrá que identificar las tareas a realizar de cada integrante de la Clínica Veterinaria, y  estudiar detenidamente los deberes, responsabilidades y condiciones del puesto.

Una vez identificadas estas tareas. Podemos poner un anuncio para avisar de la solicitud del personal, comenzando a recibir currículos o cartas de referencias (dependiendo del puesto); con base en el perfil debemos establecer una pre-selección del personal que esté acorde a lo que estamos buscando. En la revisión de currículos, será muy importante evaluar uno a uno a partir de lo que se entregue: cotejo de documentos personales (acta de nacimiento, copia de credencial del IFE, comprobante de domicilio, diplomas o reconocimientos, titulo o carta de pasante, etc.), realizar las llamadas telefónicas de referencia y, porque no, una visita a su domicilio; no olvides que estará dentro de la Clínica Veterinaria, que es tu patrimonio.

Estas acciones nos permitirán saber de primera instancia si los datos proporcionados por el solicitante son reales, nos facilitan entonces la tarea inductora y acelera el proceso de aprendizaje; así como la pronta ejecución del puesto.

El perfil de nuestro equipo lo debemos definir tranquilamente: Imaginando un día arduo de trabajo en la Clínica Veterinaria con todos los requerimientos que se precisan en esa situación. Para definir el perfil del puesto a solicitar, debemos de tener en cuenta el tipo de persona que debe de contratarse para desempeñarlo, su grado de escolaridad, su experiencia, sus competencias, capacitación específica y conocimiento en general del puesto.

Una buena selección de nuestros colaboradores basándonos en el perfil del puesto, nos permite recorrer junto a nuestro asociado, nuestro cliente y / o propietario de la mascota un camino de calidad, productividad y excelencia en el servicio

Bibliografía.

1. Leal Hermida, Vicente. “Planeación y reclutamiento del personal”
2. 3er. Diplomado el línea administración y marketing para clínicas y hospitales veterinarios.

Este texto fue tomado de VetNews (liga a: http://www.thevetnews.com/RCVetNews2PR/ventaprof.html).