La Malassezia es una levadura que se encuentra en el organismo de los perros, y que, al descontrolarse, puede provocar patologías adversas.

Como sucede con los humanos, en donde nuestro cuerpo convive en su interior con una gran cantidad de microorganismos, la Malassezia es una levadura que se encuentra con normalidad en el organismo y piel de los perros; sin embargo, cuando se presentan condiciones extraordinarias, puede provocar patologías que requerirán de la atención de un Médico Veterinario.

El descontrol de la Malassezia en perros puede presentarse en época de calor, cuando hay mucha humedad en el ambiente, o cuando las defensas disminuyen; al presentarse estas condiciones ideales para la proliferación, la levadura puede derivar en foliculitis y estafilococos, atacando zonas como la piel, oídos o uñas de los perros, y presentando síntomas como inflamación, picor, seborrea o mal olor.

En la piel, la Malassezia, en combinación con otras patologías, darán origen a prurito, pérdida y ausencia de pelo, eritema y descamación; en otros casos se harán presentes costras, seborrea, engrosamiento de la piel y olor rancio. Será importante que el propietario identifique estos signos de alarma, y que se ponga en contacto con el Médico Veterinario para la administración de un tratamiento vía oral, a través de pomadas o la prescripción de shampoos antifúngicos.

En uñas, la Malassezia descontrolada se hace evidente a partir de eritema entre los dedos, y la decoloración de la uña en su base.

Al interior de los oídos, la sobreproducción de Malassezia se deriva en otitis o inflamación en el conducto auditivo, que puede o no presentar infección. Bajo estas condiciones el oído puede presentar secreción y descamación de color rojo o café, así como picor que se hará evidente cuando el perro sacuda demasiado la cabeza o se frote con las patas o contra cualquier objeto. La intervención del Médico Veterinario será necesaria, pues requerirá fármacos antiinflamatorios y antibióticos, así como mostrar al propietario cómo realizar una limpieza efectiva del conducto auditivo.

Además del tratamiento adecuado, una alimentación especializada será necesaria, pues la piel se verá afectada. Para esto, nuestra mejor recomendación está en la línea Skin Care, del segmento Veterinary Exclusive de Royal Canin, ¡ideal para el cuidado de tus pacientes!

Fuente: Galvis Marín, J.C., Borda Rojas, F. (2016). Zoonosis por Malassezia. Revista U.D.C.A Actualidad & Divulgación Científica, 19 (2), 381-393.