En la gestión de tu Clínica Veterinaria, existen una serie de factores controlables que afectan la administración y operación diaria, y sobre los cuales hay que poner especial atención. Se trata de una serie de métodos, hábitos y técnicas observadas en pequeñas y medianas empresas muy exitosas, que, si las pones en práctica, seguramente te traerán importantes cambios que se traducirán en la mejora de experiencias y servicios, y mayores ingresos.

A continuación hablaremos de ellas:

  1. Evaluación financiera: Date la oportunidad de revisar a fondo tus reportes de ingresos y egresos, no sólo para mantener un control en el dinero, sino también para identificar aquellas cosas que realmente se venden o gustan, y evaluar si vale la pena continuar ofreciendo o vendiendo lo que no genera impacto.

 

  1. Establece una política de precios bien definida: que una persona constantemente se enfrente a precios de productos o servicios que cambian, sólo le generará incertidumbre y desconfianza. Toma una decisión basada en la relación entre inversión y ganancia, ¡y fija tus precios! Se vale evaluar y cambiar cada año, a partir de factores como la inflación o la situación económica del país, pero no todo el tiempo.

 

  1. Define y comenta con tus colaboradores los objetivos que persigue la Clínica Veterinaria. Esto es muy importante, puesto que saber cuál es la meta nos permitirá sumarnos al camino que llevará a ella. Déjala clara, y establece la importancia y el papel que cada persona tendrá para alcanzarla.

 

  1. Describe los puestos de trabajo. Para evitar que las actividades se dupliquen y se pierda el tiempo, no sólo describas el tipo de trabajo (ej. Recepcionista), sino también asegúrate de tener fijas y claras cuales serán sus responsabilidades, estableciendo incluso qué criterios de evaluación del desempeño se tendrán por puestos.

 

  1. Reúnete de forma cercana e individual con tus colaboradores para revisar avances, felicitarlos por sus logros, motivarlos y dejar claras algunas rutas de acción para mejorar áreas de oportunidad que puedan tener.

 

  1. Dispón de incentivos para los colaboradores de la Clínica Veterinaria, pero asegúrate de que estén vinculados a los comentarios y satisfacción del cliente. No sólo te enfoques en las ventas, que también la atención óptima a pacientes, y la asesoría directa a propietarios cuenten como elementos que reciban premios y satisfacciones.

 

  1. Define un programa constante de capacitación y entrenamiento para tus colaboradores, que promueva el crecimiento profesional dentro y fuera de tu Clínica Veterinaria.

Esperamos que estos tips signifiquen crecimiento y ventas que te beneficien y beneficien también a tus colaboradores y a las personas que acuden a tu Clínica Veterinaria. ¿Hay algún tema del que te gustaría que habláramos? ¡No dejes de decirnos en comentarios o a través de nuestro fanpage en Facebook!