Brindemos información de forma fácil y clara para fortalecer vínculos.

Una de las acciones más importantes que podemos ejercer en nuestra Clínica Veterinaria es la de informar a los propietarios constantemente, pues al estar educados comprenden mejor las necesidades de los pacientes y comprarán los servicios y elementos que requieren, no hace falta venderles nada.

Debemos redefinir el papel de la Clínica Veterinaria como el de un lugar donde se brinda información para que puedan disfrutar de la mejor relación posible con sus perros o gatos. Vivimos en la sociedad de la información, donde muchos acuden a nosotros después de haber leído en Internet información de muy diversa calidad acerca de la salud de su perro o gato. La avidez y la exigencia por la información es hoy mayor que nunca. Por ello debemos estar preparados para liderar este proceso, porque si no lo hacemos entonces encontrarán otras fuentes de información probablemente no tan fidedignas.

Algunas cosas que podemos hacer al respecto:

-Facilitemos este proceso educativo ofreciendo los medios adecuados a nuestros colaboradores en la Clínica Veterinaria, para que, a su vez, ellos puedan distribuirla con facilidad: materiales informativos escritos para los clientes, herramientas de apoyo visual en las consultas (pósters, atlas, modelos anatómicos)

-Invirtamos tiempo y esfuerzo en explicar con claridad. No sólo los diagnósticos sobre pacientes, sino también nuestros presupuestos, planes de tratamiento e incluso facturas deben estar enfocadas en informar de forma fácil y transparente.

-Habrá que fomentar aquellas acciones y programas que vayan en esta línea, utilizando recursos como newsletters educativos, clases para los cachorros, formación de los miembros de la Clínica Veterinaria, etc.

-Al contratar nuevo personal, cuidemos de seleccionar y evaluar a los Médicos Veterinarios también a partir de sus habilidades de comunicación con los propietarios de sus pacientes.

Esperamos que esta información te resulte útil, ¡no dejes de compartirla!