Detrás de las cifras y los logros existen personas que son los que, en conjunto, logran que la Clínica Veterinaria camine. ¡No lo olvides!

La clave fundamental para gestionar una Clínica Veterinaria con miras a que siga creciendo se encuentra en el equipo de trabajo: si quieres que tu equipo tenga bien puesta la camiseta, es necesario establecer comunicación constante y humana con cada uno de sus miembros. Los números son consecuencia de los comportamientos de las personas: de poco sirve dominar las cifras y todas las técnicas de gestión, si te olvidas de que existen personas detrás de ellas, y que son los que, en conjunto, logran que la Clínica Veterinaria camine.

Para fomentar sanas relaciones en equipo, te recomendamos seguir esta serie de normas básicas que invitan al desarrollo y la convivencia.

Cuida de asignar las tareas específicas a cada profesional dependiendo de sus aptitudes asegura la productividad.

Es indispensable comunicar las noticias relevantes desde la dirección para evitar que los mensajes se conviertan en un teléfono descompuesto y se generen malos entendidos. Por ejemplo, el personal administrativo de la Clínica debe estar enterado de cambios en precios de los productos, y el personal médico debe mantenerse al tanto de nuevos procedimientos, planes de salud y medicamentos. Ambos deben conocer bien los servicios que ofrece la Clínica, y cuáles han sido descontinuados.

Elogiar en público, criticar en privado. Pocas cosas desmotivan y generan más resentimiento en un empleado que ser regañado enfrente de un cliente o un compañero de trabajo. En cambio, los elogios en público motivan mucho a cualquiera.

Evitar hablar mal de colegas, clientes o antiguos empleados delante del equipo de trabajo.

Predicar con el ejemplo. La imitación es uno de los métodos de aprendizaje más efectivos para el ser humano.

Plantear objetivos concretos y proyectos delimitados tiene más probabilidades de éxito que tratar de perseguir muchos proyectos al mismo tiempo. No tener ni demostrar miedo al cambio, estar abierto a escuchar propuestas y nuevas ideas de tu equipo generarán valor e integración del mismo.

Las personas son la clave para el éxito de una empresa. Procura cuidar a tu personal porque, de esa manera, estás cuidando también a tu Clínica Veterinaria