La buena rentabilidad en la Clínica Veterinaria trae crecimiento para todos.

¿A cuánto deberían ascender los ingresos de las Clínicas Veterinarias? La respuesta no puede cifrarse en un monto concreto, porque la realidad es más compleja, y para ello tiene más sentido fijar criterios de rentabilidad que nos permitan juzgar si nuestro centro goza de buena salud económica. Algunos ejemplos de ellos, son:

  • Costes fijos y costes variables.- Los costes variables son aquellos que aumentan o disminuyen a corto plazo, como las compras de fungibles, medicamentos y la peluquería. Los costes fijos son aquellos que no se incrementan a corto plazo, como la renta, la luz, el teléfono. De hecho, las Clínicas Veterinarias son estructuras de costes eminentemente fijos, por ello son muy vulnerables al volumen de la actividad, puesto que si baja el número de visitas de propietarios con pacientes, entran rápidamente en pérdida.
  • Coste fijo diario de apertura. Una vez que calculas tus costos fijos anuales, puedes conocer tu coste fijo diario de apertura, el cual es muy interesante puesto que te permite conocer cuánto te cuesta a ti abrir y operar la Clínica Veterinaria todos los días. Este puedes calcularlo dividiendo los costos fijos anuales entre el número de días de apertura, y por lo tanto, establecer una política de precios acertada.
  • Margen de contribución.- Este es un concepto importante puesto que se trata de la cantidad de dinero que se aporta a la Clínica Veterinaria para contribuir a cubrir los costes fijos. Este se calcula restando el precio de venta menos los costes variables.
  • Punto de equilibrio o análisis del punto muerto. Este es el número diario de visitas que nos permite, al menos, cubrir nuestros costes. Es el llamado punto de equilibrio o punto muerto, por debajo del cual no cubrimos costes y por tanto perdemos dinero, y por encima del cual generamos beneficios. Este se calcula dividiendo los costes fijos diarios de la Clínica Veterinaria, entre el margen de contribución por visita.

Una Clínica Veterinaria comienza a generar beneficios solamente a partir del momento en que los ingresos superan a los costes totales (costes fijos más variables). Los salarios y costes relacionados son la partida de gastos más importante en la cuenta de resultados; si conseguimos que no superen el 40-45% de los ingresos, tendremos prácticamente asegurada la viabilidad económica.

Por otro lado, hay que reconocer que la práctica médica buena requiere de Médicos Veterinarios calificados, y la utilización de tecnología de punta. Sin precios adecuados (y por lo tanto, sin beneficios económicos) no es posible motivar y retener a Médicos Veterinarios de calidad, ni reinvertir en formación y tecnología. Como suele decirse en Estados Unidos, good medicine is good business, o healthy pets, healthier practices, “buena medicina trae buenas ventas” o “pacientes saludables para prácticas saludables”. Nos interesa que esta comunidad tenga información que le sirva de apoyo para poder desarrollarse sanamente y crecer en beneficio de todos, ¡tu opinión es muy importante para nosotros, no dejes de enviarnos tus comentarios!