Las citas programadas por agenda es la forma ideal de establecer una estructura de desempeño eficiente

Muchos propietarios de Clínicas Veterinarias con experiencia en atención a pacientes reconocen que la persona imprescindible del equipo es su recepcionista, ¿por qué? Porque representa el rostro y la voz de sus ofertas, así como el primer contacto con el cliente. El personal de recepción es el responsable de gestionar eficazmente la agenda para la atención de pacientes por parte de los Médicos Veterinarios, con el consiguiente impacto en la organización interna del trabajo. Su valor fundamental, por supuesto, radica en la organización del trabajo a partir de la programación de actividades. Sin embargo, para que el flujo de la operación no se detenga si falta una persona en recepción, es ideal que consideremos un sistema de citas programadas que pueda ser consultado y seguido por todos los involucrados.

Las citas programadas por agenda como sistema de organización del trabajo en las Clínicas Veterinarias es la forma ideal de establecer una estructura de desempeño eficiente. En los últimos años este sistema se ha extendido; la superioridad de esta manera de trabajar se basa en las ventajas que ofrece, tanto para el propietario como para la propia Clínica.

Ventajas para el propietario

Ventajas para el propietario Menor tiempo de espera: Con nuestro ritmo acelerado de vida resulta impensable pedirle a un propietario que espere 40 o 50 minutos para ser atendido. Un sistema de citas programadas ayuda a reducir drásticamente los tiempos de espera en la clínica.

Mejor atención al paciente y al propietario: Otra ventaja del sistema de programación de citas es que nos permite saber con cierta antelación quién y por qué razón nos visita. Así podemos preparar con mayor detalle la información necesaria para prestar la mejor atención personal y médica a nuestros pacientes.

Ventajas para la Clínica Veterinaria

  1. Mejora la organización interna del trabajo distribuyendo la prestación de servicios de forma repartida y equitativa a lo largo de la semana, evitando la saturación de trabajo y los periodos de frustrante inactividad.
  2. Ayuda a dimensionar correctamente la estructura del personal.
  3. Permite la adaptación del servicio a los diferentes perfiles de pacientes y propietarios, o a las diferentes situaciones médicas, para quizá reservar las mejores franjas horario de la semana a pacientes con situaciones médicas peculiares, entre otras particularidades.

En el mercado existen ya varias herramientas digitales que te permiten la organización y gestión de manera efectiva. Sabemos cuán importante es para ti y para tu equipo una buena coordinación laboral, por lo que seguiremos informando sobre estrategias de servicio pensadas para mejorar tu Clínica Veterinaria, ¡no dejes de compartirnos tus inquietudes o sugerencias!

Fuente: “Soluciones de gestión para clínicas veterinarias” de Pere Mercader.