El camino más cercano al éxito en ventas de nuestra Clínica Veterinaria es poner atención a las actitudes, gustos y costumbres de nuestros clientes actuales.

Al buscar el éxito en ventas, muchas veces caemos en el error de creer que todas las estrategias que se nos ofrecen serán exitosas por el simple hecho de estar elaboradas a partir de estudios y experiencias de otros negocios; esto no siempre es así. La verdad es que el camino más cercano al éxito en ventas de nuestra Clínica Veterinaria está en poner atención a las actitudes, y costumbres de nuestros clientes actuales, mejorando aquello que no les gusta tanto de los servicios o productos que se ofrecen, y replicando o evolucionando lo que les agrada.

El objetivo de una estrategia de ventas debe ser que las personas que visiten tu Clínica Veterinaria repitan sus compras a partir de la propuesta de valor que ofreces y que satisface sus necesidades, tanto económicas como emocionales. A partir de esto, queremos ofrecerte algunos consejos a tomar en cuenta cuando desarrollamos planes de ventas en función de los clientes:

1.El impulso emocional es factor importante para que una persona decida una compra. Al comparar un producto contra otro, a pesar de que el primero sea más atractivo o más barato o mejor que el segundo, la razón por la que la persona se inclina por el segundo estará determinada por sus emociones: quizá esa compra le recuerde un buen día y lo haga sentir bien, lo consumiera alguien querido o fuera el favorito de su infancia, y eso será suficiente para preferirlo. A nuestras ofertas de productos será importante incluirles un elemento “emocional”, que permita que el comprador se apegue a ellos; estos elementos podemos identificarlos preguntándole directamente a nuestros clientes porqué compran lo que compran.

2. Renovarte no significa empezar de cero. Muchas veces creemos que remodelar el espacio, cambiar de logotipo o imagen, cambiar de personal o introducir nuevos productos o servicios traerán “frescura” a la Clínica Veterinaria, y nuevos clientes, sin pensar que nuestros propietarios y pacientes frecuentes siguen con nosotros porque hay algo de la clínica que les gusta y les llama a quedarse. Antes de pensar en cambiarlo todo, platica con tus clientes recurrentes sobre aquello que les agrada, y no lo modifiques, sólo trata de evolucionarlo (si es necesario) para el beneficio de todos.

3. Mantén la comunicación simple. Las nuevas tecnologías nos inclinan a la automatización. Cosas como las redes sociales o los correos promocionales resultan útiles y nos facilitan la difusión de ofertas y promociones. Sin embargo, no por automatizarnos rompamos la costumbre de comunicarnos cara a cara con las personas que visitan nuestra Clínica Veterinaria, para conocer sus necesidades de primera mano.

Recuerda que toda estrategia, sin importar si está bien elaborada o incluso si funciona, debe pasar por una etapa de evaluación que te permita valorar si lo implementado realmente funciona o si hay algo que ajustar. Esperamos que estos consejos te sean de utilidad; si tienes algún tema del que te gustaría que habláramos, déjanos un comentario y con gusto lo trabajamos.