A pesar de ser perros muy atractivos y de moda, las razas Braquicéfalas requieren de cuidados que debemos informar al propietario

A última fechas las razas de tipo Braquicéfalas se han puesto muy de moda en los hogares por sus características físicas y poca demanda de espacio y actividad. Estas razas, sin embargo, requieren de varios cuidados que debemos informar al propietario para que esté prevenido, sobre todo en cambios climáticos extremos como mucho calor.

Los perros braquicéfalos son aquellos que tienen el cráneo, y particularmente el rostro y la nariz acortados. Las razas con esta característica son: Bulldog Inglés, Bulldog Francés, Pekinés, Bóxer, Pug chino, Shar-Pei, Lhasa Apso, Shih-Tzu, Cavalier King Charles Spaniel y el Boston Terrier. A pesar de ser muy atractivos, su salud es delicada pues la gran mayoría tienen principalmente problemas respiratorios provocados por orificios de la nariz más pequeños y paladar blando más alargado. Si estos problemas dificultan la vida normal del perro, en algún punto será necesaria una operación para recortar el paladar, logrando que mejore el flujo de aire, y hacer los orificios nasales más grandes.

Las razas braquicéfalas son también propensas al colapso laríngeo debido al estrés continuado sobre este órgano sensitivo que provoca la respiración forzada; a los golpes de calor, dado que al respirar mal se les hace más difícil eliminar calor con el jadeo, y a los problemas oculares debido a cuencas poco profundas de los ojos que pueden hacer que se salgan, y a ojos secos por párpados pequeños que no distribuyen bien las lágrimas.

Algunas recomendaciones que como Médicos Veterinarios podemos hacer, son:

  1. Evitar ejercicios extenuantes o que impliquen mucho esfuerzo, que el perro podría no recibir suficiente aire y entrar en shock.
  2. Será preferible llevarlos a pasear con arnés, cuidando así su cuello corto y cráneo delicado.
  3. Mantenerlos en lugares frescos y poco soleados, sobre todo en verano, pues corren el riesgo de sufrir un golpe de calor.
  4. Evitar sobrepeso y obesidad que empeora los problemas respiratorios.

Siempre será importante hacer hincapié del cuidado que estas razas necesitan, dejando la puerta abierta para que, en caso de alguna emergencia, el propietario pueda ponerse en contacto con la Clínica Veterinaria lo antes posible.