En todas las consultas, incluso en las de revisión general y vacunación de un cachorro, es necesario elaborar una historia clínica completa que incluya información diagnóstica y estado de todas las partes del cuerpo. La presencia de un soplo cardiaco en un cachorro es un hallazgo bastante frecuente en la Clínica Veterinaria que se detecta durante la consulta rutinaria de vacunación del cachorro, aunque a veces pueden existir otros signos de enfermedad cardiaca.

Para que el manejo del paciente sea adecuado, es necesario conocer los posibles diagnósticos diferenciales y saber valorar la importancia clínica del soplo detectado. Siempre que se identifique un soplo clínicamente significativo se debe ofrecer al propietario la posibilidad de acudir a un cardiólogo. En caso de sospechar un soplo cardiaco hay que prestar especial atención al sistema cardiovascular en la historia clínica, incluyendo la tolerancia al ejercicio, frecuencia respiratoria en reposo, esfuerzo respiratorio y presencia de tos. Se debe comprobar si el cachorro se ha desparasitado correctamente frente a parásitos pulmonares y cardiacos (en función de la prevalencia de parasitosis en cada país). También se deben tener en cuenta los problemas que presente cualquier otro miembro de la misma camada, así como enfermedades cardiacas y soplos diagnosticados en los padres del cachorro. La reseña del animal, incluyendo la raza, también proporciona información muy útil para la elaboración del diagnóstico diferencial, aunque no se puede emitir ninguna conclusión únicamente con los datos de la reseña.

Los propietarios se suelen preocupar mucho cuando se les comunica que su cachorro tiene un soplo, por lo que debe ofrecerse el asesoramiento y apoyo para que puedan monitorearlo y asistirlo en momentos necesarios y sin mayor problema. Mantener una línea de comunicación abierta siempre es muy importante. los soplos cardiacos son frecuentes en los cachorros y, en un principio, se suelen detectar accidentalmente sin que se presenten signos clínicos evidentes. La identificación y descripción del soplo contribuye a la valoración de los posibles diagnósticos diferenciales, y por tanto también al procedimiento diagnóstico y tratamiento.