Hoy por hoy el ritmo de la vida es cada vez más acelerado; todos vivimos de prisa, siempre cansados, siempre queriendo extender las horas para terminar todas las ocupaciones, y deseando tener más de 24 horas. Y en las prisas, es común que la mayoría de las personas se olviden de valorar su propio tiempo y el de las personas que las rodean.

Sin embargo, es importante reflexionar que falta de valor del tiempo en una Clínica Veterinaria provoca que el ritmo de trabajo se entorpezca, puesto que el cansancio y sobre-saturación de actividades sólo provoca que las cosas que hagan con descuido, mal, y que tengan que volver a hacerse. Esto resta calidad y, sobre todo, representa gastos a la larga o la posibilidad de perder ingresos ante los errores que puedan cometerse y que se traduzcan en clientes insatisfechos.

Para evitar una mala gestión del tiempo en tu Clínica Veterinaria, te recomendamos estos pasos:

  • Tener una hora fija de entrada y de salida, y espacios bien establecidos para comida o descansos. Esto ayudará a mantener una estabilidad y un control adecuado de los colaboradores al realizar sus actividades, permitiéndoles también organizarse para optimizar su trabajo.
  • Gestionar adecuadamente la agenda, esto para evitar retrasos y cuellos de botella que pongan en una situación complicada al equipo de recepción y den una imagen negativa de la Clínica Veterinaria al cliente. Así como es importante valorar tu propio tiempo, es igual de importante valorar el tiempo del cliente.
  • Encontrar tiempo para reunirte con tu equipo de trabajo. Así podrán ponerse de acuerdo en horarios y maneras para el desarrollo de actividades, y en la delegación de responsabilidades para evitar que se junte la carga de trabajo y no se respeten los horarios de salida.

Valorar el tiempo propio también significa cobrar lo justo por el trabajo realizado. Recuerda que tu tiempo y el de los demás es único, y trabajando constantemente para respetarlo te beneficia a ti mismo, a tus clientes, a tu equipo y a la Clínica Veterinaria en general.