La insuficiencia cardíaca es un problema de salud que afecta principalmente a perros de mediana o avanzada edad, sobre todo si también padecen problemas de sobrepeso u obesidad. La Insuficiencia cardíaca nos lleva a pensar en el debilitamiento del corazón. Se habla de insuficiencia cuando un órgano no logra llevar a cabo sus funciones por culpa de alguna anomalía; en el caso del corazón la insuficiencia está en no ofrecer la cantidad necesaria de sangre al organismo.

Para preservar el equilibrio orgánico, el cuerpo activa ciertos mecanismos para garantizar la oxigenación de órganos y tejidos, pero conforme el daño se intensifica, el corazón debe trabajar al doble para compensar provocando mayores problemas. La insuficiencia cardíaca afecta a humanos, perros y gatos de forma muy similar. La causa más común de la insuficiencia cardíaca en perros es una severa miocardiopatía dilatada, es decir, una condición que debilita las paredes del corazón. En las hembras, el embarazo es tomado como una posible causa de la degeneración de las paredes y válvulas cardíacas.

Para el tratamiento nutricional de la insuficiencia cardíaca, Royal Canin desarrolló Early Cardiac como parte de su línea Veterinary Diet, formulado para perros con enfermedad cardiaca grado I y II, perros con soplos cardíacos o cardiomegalia sin signos clínicos, perros con signos leves de insuficiencia cardiaca congestiva o cachorros diagnosticados con enfermedad cardíaca.

Contiene nutrientes esenciales para mejorar la función cardiovascular y sodio moderado para reducir la carga de trabajo al corazón. Está formulado con conservadores naturales para garantizar la frescura y calidad, y adicionado con EPA y DHA, ácidos grasos de cadena larga (Omega 3) que modulan la reacción inflamatoria.

La buena recomendación nutricional que haga el Médico Veterinario al propietario del paciente con insuficiencia cardíaca es fundamental para la salud de éste.