¿A qué se debe que una Clínica Veterinaria sea más exitosa que otra? Expertos en la gestión de Clínicas Veterinarios, como Pere Mercader, sugieren que el éxito o rentabilidad se desencadena a partir de dos tipos de factores: unos incontrolables o difícilmente controlables, y aquellos que tienen que ver con las decisiones que se toman desde el alto mando.

Factores incontrolables:
Antigüedad de la Clínica Veterinaria en su ubicación de servicio.- Quienes tengan ya años operando en determinada ubicación dentro de un barrio o centro comercial, generalmente están más implantados en su zona, con clientes ya habituales y gozan de ser los “tradicionales”. La ventaja es que cuentan ya con movimiento cautivo y constante, pero la desventaja puede ser que se estanquen en una zona de confort y no ofrezcan mejores propuestas de servicios y productos a sus clientes.

Ubicación.- Siempre representa un plus el acceso, la visibilidad y la ubicación dentro de zonas de alta densidad demográfica, pues esto aumenta la frecuencia de visitas. Aunque, si no se lleva una buena gestión y se entiende bien al cliente, una buena ubicación no representa mucho en términos de ventas.

Pacientes en el entorno.- El número de propietarios de perros o gatos en las cercanías a la Clínica Veterinaria, y la relación de éstos, también definirá la afluencia y consumo de productos y servicios. Importante es observar y evaluar el entorno para poder comprender qué y cómo vender.

Factores controlables:
Prácticas de gestión empresariales.- Esto tiene que ver con la forma en cómo se organiza y distribuye el trabajo en la Clínica Veterinaria, y los satisfechos que se encuentran los miembros del equipo que trabajan en ella.

Evolución y constante innovación.- el implementar nuevos productos y cambios constantes y favorables en la Clínica Veterinaria, siempre pensando y beneficiando a pacientes y propietarios, implica un factor de éxito de un lugar sobre otro.

Como observamos el éxito comercial de una Clínica Veterinaria no es una cuestión de casualidad o de suerte; fuera de los factores incontrolables, los factores controlables que son los que tienen que ver con la gestión, son aquellos que con disciplina y perseverancia se verán reflejados en el crecimiento y buenas ventas, y en la rentabilidad del negocio a mediano y largo plazo.