Los gatos son muy nerviosos y, en general, tardan mucho en adaptarse a un lugar o persona que no conocen. Por eso es importante lograr que tu Clínica Veterinaria sea un espacio amable y tranquilo para los que te visiten con confianza. Para ello, debes considerar los requerimientos específicos de éstos, y también los de sus propietarios. De esta manera, la adaptación felina será sólo determinada por la decisión del dueño del gato de visitar una u otra Clínica.

Hacer más amigables tus servicios hacia los gatos consiste en ofrecer a los clientes lo siguiente:

Un atmósfera adecuada para el bienestar de los gatos.

  • Un lugar tranquilo y relajado, para garantizar que cada visita se llevará a cabo sin contratiempos y de manera relajada. Esto hará que los dueños de los gatos que te visitan, te recomienden. Te recomendamos usar feromonas en spray para que los pacientes perciban un espacio de tranquilidad, afecto y relajación.
  • Los protocolos deben adaptarse a los gatos con cosas como espacios sólo para ellos y áreas de espera adecuadas que les permitan moverse con libertad.

Un equipo especializado en gatos

  • Tu Clínica Veterinaria debe contar con profesionales que sean apasionados por los gatos, que conozcan y respeten todas sus especificaciones. Debe ser un equipo de apoyo amable, servicial y con un buen entrenamiento.
  • Tus colaboradores deben entablar una relación personalizada con cada cliente para hacerlo sentir importante, reconocido, entendido y hasta consentido, con más tiempo dedicado a la recepción del gato y a los consejos para los propietarios.
  • Tu tienda debe estar surtida con una selección de productos felinos de la más alta calidad.

Recuerda que si tu Clínica Veterinaria es un lugar amigable para tus pacientes felinos, y tu atención y servicios son buenos, el gato y su propietario tendrán una buena experiencia, entonces regresarán y seguramente también te recomendarán. La recomendación es una herramienta publicitaria muy poderosa y gratuita, ¡no la desperdicies!