Las redes sociales sin duda se han convertido en el medio de comunicación y difusión por excelencia, mediante el cual miles de marcas, productos o servicios se hacen presentes todos los días en las vidas de las personas. Cuando los negocios son medianos o pequeños, como es el caso de una Clínica Veterinaria, ¿realmente será relevante estar en redes sociales?

Para despegar un poco estas dudas, te presentamos algunas razones que te ayuden a convencerte sobre si debes o no considerarlas:

  1. Conversación y Atención al Cliente. La principal función de las redes sociales, como ya dijimos, es abrir espacios para la comunicación. Es aquí en donde podrás establecer diálogos directos con tus clientes, darles a conocer tus ofertas, servicios o ayudarles con las dudas que tengan para el cuidado óptimo de los pacientes. Lo ideal, eso si, es no descuidar el espacio que aquí tengas, contestando siempre las preguntas o comentarios que lleguen.
  2. Retroalimentación para la mejora continua. Tener un canal directo de comunicación a través de las redes sociales, también te permitirá conocer la opinión de tus clientes con respecto a tus servicios, o saber de primera mano qué productos necesitan que tal vez no encontraron o no estaban disponibles en tu Clínica Veterinaria.
  3. Ventana al mercado. Con las redes sociales no sólo estaremos en contacto con nuestros clientes, sino también con otras personas que busquen nuestros servicios. Incluso podemos consultar qué se dice sobre nuestra competencia, y cuál es la tendencia que está siguiendo el mercado veterinario. Esto es información muy importante para crecer y mejorar lo que ya tienes en tu Clínica Veterinaria.
  4. Venta en línea. Con las últimas actualizaciones de redes sociales como Facebook, incluso ya podemos montar un catálogo para venta de productos en línea. O tener una agenda virtual para que los clientes puedan apartar espacios, como de servicios de estética canina o atención de un Médico Veterinario, para que sea más fácil la gestión en la Clínica Veterinaria y el cliente tenga que esperar menos.

Además de estar razones, existen muchas otras que justifican la presencia de tu Clínica Veterinaria en redes sociales. Eso si, te aconsejamos asesorarte de un experto que pueda darte algunos consejos sobre todo de cómo contestar si acaso tuvieras quejas o alguna crisis de comunicación, puesto que atender mal estos casos podría repercutir en mala publicidad. No es motivo de alarma, sólo de conocimiento y de comprender también que en algún momento podrás toparte con personas mal intencionadas que sólo quieran llamar la atención.

Te invitamos a que abras un espacio, las vayas conociendo y las descubras. Y, por supuesto, ¡no dejes de compartir con nosotros tus dudas y descubrimientos!

Recuerda que tenemos un espacio abierto para escucharte en Facebook, ¡síguenos!