En tiempos retadores sin duda alguna el tema económico siempre sale y está al acecho puesto que necesitamos que las ventas se mantengan para que el negocio siga adelante. Sin embargo, tener muy claro qué hacemos, cómo lo hacemos y a dónde queremos llegar, y alejarnos del número monetario como único objetivo por alcanzar nos permitirá llegar a él con mayor soltura.

Lo primero que debemos tener claro es que un factor determinante para vender es pensar que lo que se está ofreciendo es un producto o servicio de calidad, que traerá beneficios inmediatos y a futuro para los clientes de tu Clínica Veterinaria.

Como hemos comentado en posteos anteriores, la atención y contacto con los clientes vía Internet es muy importante para llegar con efectividad a más y más personas que podrían convertirse en potenciales clientes y clientes de tu Clínica Veterinaria. Para ello, utilicemos lo aprendido en posteos anteriores sobre la construcción de bases de datos efectivas en la implementación de una manera de llegar a todas estas personas: email Marketing.

Sin duda alguna las redes sociales y los sitios web son excelentes maneras de establecer canales de comunicación con clientes, pero los mensajes vía correo electrónico han demostrado ser muy efectivos dado que, si hicimos bien nuestro trabajo al juntar la base de datos, la información que tenemos es de personas que realmente quieren saber de nosotros porque lo que les digamos les resulta útil.

Pon en marcha con estos sencillos consejos:

Usa herramientas en línea para enviar correos en grupo, ¡no pierdas tiempo haciéndolo uno por uno, o en grupos que puedan ser catalogados como spam!

Sé claro en el título de tu correo, poniendo información de impacto que despierte el interés de quien reciba el mensaje.

Planea bien qué información compartirás. Aquello que sea funcional para tus clientes, como tips de cuidado, descuentos, consejos o recomendaciones, siempre será bien recibido, apreciado y recordado.

Vincula todos tus medios. No dejes de mencionar y ligar tus cuentas de redes sociales y tu website, especificando que hay diferentes tipos de contenidos en cada una para hacer más atractiva la visita.

Aunque la imágenes son muy importantes y atractivas hoy en día, si carecen de propósito o no están relacionadas con información interesante y clara, ¡no tienen sentido! No uses fotos o ilustraciones sólo por usarlas.

Generar valor con todo lo que compartes ayuda a construir confianza. Siempre que tus clientes perciban tu genuino interés por ofrecer cosas que les ayuden y beneficien, tendrás mayores probabilidades de que se queden contigo y/o te sigan recomendando.