Estar listo para una cita te permite que el Médico Veterinario reciba al paciente con toda seguridad, y se desenvuelva con confianza dado que ya tiene idea de quién es, cuál es su historial y en qué podría enfocar su trato. La mejor preparación de una visita es aquella que comienza antes de que el cliente y su perro o gato acudan a la Clínica Veterinaria, en el momento mismo en que se concreta una cita para revisión.

Para ellos, te presentamos algunos pasos que serán útiles para estandarizar los procesos que sigan los Médicos Veterinarios en tu Clínica para una mejor atención:

  • Llama o envía un correo o mensaje de texto a manera de realizar un recordatorio para todas aquellas citas concertadas con más de dos semanas de diferencia. Esto aumenta las posibilidades de que la cita suceda, y disminuye el riesgo de que pierdas espacio y tiempo de consulta (que finalmente representa pérdidas).
  • Repasar el historial médico del perro o gato un día antes de la consulta para tener fresca la información. Datos como el nombre tanto del paciente como de su propietario será muy importante tenerlos siempre en la cabeza para demostrar interés.
  • Repasar con anticipación las áreas de acción pendientes en medicina preventiva, como vacunas, desparasitaciones, esterilizaciones, etc., que debes realizar durante la consulta. Será ideal que abras la conversación con estos detalles para que el propietario lo tenga claro.
  • Verificar si existe información de tipo administrativo que esté pendiente por recabar, como: correo electrónico, teléfono, dirección del propietario.
  • El mismo día de la consulta se recomienda repasar con el cliente todas las cuestiones anteriormente mencionadas y realizar las anotaciones pertinentes.

La ventaja de realizar estos paso antes de cada consulta resulta en que se libera tiempo del veterinario para concentrarse en la exploración del paciente, el diagnóstico y la recomendación de tratamientos.

Además de que el cliente percibirá tranquilidad y seguridad al darse cuenta de que la Clínica Veterinaria se lleva un seguimiento exhaustivo de la salud de su perro o gato quien, en muchos casos, representa un miembro importante de su familia.