Debido al creciente problema de obesidad, Royal Canin constituyó su Clínica del Manejo del Peso Canino en la Universidad de Liverpool, Inglaterra, con el objetivo de estudiar las causas y consecuencias de este problema, así como el de diseñar mecanismos nutricionales para combatirlo. En un estudio realizado a perros obesos que perdieron peso exitosamente, se pudo constatar una mejora significativa en la calidad de vida.

La prueba involucró a 50 perros con sobrepeso de distintas razas y géneros. En la clínica, se estableció un protocolo de control de peso a cada uno, usando dietas designadas bajo el protocolo Calorie Control Canine de Royal Canin. Se le pidió a cada propietario que completara un cuestionario estandarizado para determinar la salud relacionada con la calidad de vida antes y después de la pérdida de peso. Las respuestas se convirtieron en puntuaciones en una escala del 0-6, que correspondían a cuatro factores: vitalidad, alteración emocional, ansiedad y dolor. Fueron treinta perros los que alcanzaron exitosamente su peso objetivo. De los 20 perros que no consiguieron la meta, 10 suspendieron el programa de pérdida de peso y 10 no se presentaron a la sesión para su seguimiento.

Los resultados mostraron que en perros que exitosamente perdieron peso la calidad de vida mejora, pues hubo un incremento en niveles de vitalidad y el dolor de articulaciones disminuyó significativamente. Entre más grasa corporal se pierde, más incrementó la puntuación en vitalidad. La mejora significativa del ánimo en perros constituyó un elemento muy importante para motivar a los dueños a seguir cuidando su alimentación.

¡Comenta este caso con los clientes de tu Clínica Veterinaria cuyos perros sufran de sobrepeso! Sin duda ellos son pieza clave para que los pacientes conserven y fortalezcan su salud. Recomienda también planes nutricionales formulados con productos Royal Canin para que el tratamiento sea más fácil de llevar.