Hemos hablado de ventajas competitivas en Clínicas Veterinarias para diferenciarnos de nuestra competencia, para con esto lograr una mejor rentabilidad. Pero la competencia es un tema complicado, pues a veces existen establecimientos que, con tal de llevar la ventaja recurren a prácticas desleales o deshonestas.

Comportamiento anticompetitivo

El comportamiento anticompetitivo es la práctica contraria a los usos honestos en materia de industria y de comercio. Se refiere a todas aquellas actividades que, sin necesariamente cometer un delito de fraude, realiza una empresa para ganar mercado, eliminar competencia, etc. Significa saltarse las reglas y dejar al lado la rectitud en una competición.

Algunas ejemplos de esto puede ser:

  • Tener logos o imagen similar a la de la competencia.
  • Sobornar o manipular a los empleados de la competencia, para que se vayan contigo.
  • Engañar a los clientes haciéndolos creer que los productos o servicios tienen un precio diferente al real. Por ejemplo: subir los precios y poner “ofertas”.
  • Difundir información falsa o hablar mal a los clientes de la competencia.

Definitivamente los tiempos han cambiado. Hoy en día, conquistar un mercado puede parecerse mucho a una batalla medieval donde tu Clínica Veterinaria y la de tus competidores luchan por ganar el territorio. Pero esto de ninguna manera significa que debas recurrir a esto que hemos mencionado para crecer.

Lo mejor siempre es trabajar bien desde el interior de tu negocio, emprendiendo, revisando o renovando un Plan de Mercadotecnia, renovando estrategias de compra y venta, estableciendo ventajas competitivas, consintiendo, escuchando y comprendiendo a tus clientes. De esta manera contarás con las herramientas necesarias para enfrentar un gran año con tu Clínica Veterinaria.