Estamos empezando un nuevo año y es una gran oportunidad de recapitular y darnos cuenta si estamos haciendo las cosas bien en nuestra Clínica Veterinaria.

Una Clínica Veterinaria moderna vende servicios y además puede recomendar la mejor nutrición y dar consultas nutricionales, tratamientos antiparasitarios, medicinas, juguetes, etc., pero lo que realmente hace entrar a los clientes por la puerta y regresar, son los servicios veterinarios que ofrece.

Girar en torno a los clientes significa establecer una buena relación con estos y lograr que los clientes perciban los servicios de la Clínica como una necesidad básica en sus vidas.

Un gran ejemplo es lo que hicieron las compañías de telefonía móvil. La realidad es que una gran parte de las llamadas que se hacen desde un teléfono celular, pueden esperar a que lleguemos a un teléfono fijo para realizarlas, pero lo que hicieron las empresas de celulares fue crear en nosotros la necesidad de llevar un teléfono móvil todo el tiempo con nosotros, al grado que ahora la mayoría de las personas se sienten raras y hasta “desprotegidas” cuando no llevan su celular con ellas.

Eso es más o menos lo que una Clínica Veterinaria debe lograr en sus clientes, debe tener la capacidad de convencerlos de que necesitan visitar al Veterinario cada cierto tiempo, para chequeos, comida, consejos, etc.

Además, una Clínica Veterinaria debe demostrar que los clientes le importan, que tiene empatía con los perros y gatos, y debe escuchar lo que los clientes demandan y necesitan.

Lo fundamental en el servicio al cliente es saber qué es lo que quieren los clientes, pero no sólo eso, es igual de importante saber que es lo que no quieren.

En este caso, tener un cuestionario de atención al cliente es fundamental, no sólo para casos específicos, sino consejos constructivos en general, para saber si la espera es muy larga, los precios altos, la sala de espera muy pequeña, el estacionamiento complicado, etc.

La retroalimentación es muy importante para reconocer lo estás haciendo bien, lo que no y saber lo que te hace falta para tener a tus clientes siempre contentos.

Síguenos en Facebook para que conozcas otros consejos sobre cómo hacer que tu Clínica Veterinaria sea un negocio cada vez más rentable.

Fuente: http://www.veterinaria.org