Anteriormente hemos hablado (“¿Por qué es tan importante que un perro o gato pierda peso?”) sobre la importancia de que un perro o gato pierda peso cuando lo necesita. A continuación los detalles que deben tomarse en cuenta cuando se somete a un perro o gato a un programa de pérdida de peso.

La pérdida debe ser paulatina y bien cuidada para asegurar que se baje sólo grasa y no masa muscular. Un perro debe perder entre el 1% y el 3% de su peso a la semana, y un gato entre 0.5% y 2% para mantenerse saludable. Al llegar a la meta de peso, se debe seguir una dieta de mantenimiento para evitar el rebote.

El Médico Veterinario debe establecer un peso meta y recomendar al propietario la cantidad de alimento del programa de control de peso de Royal Canin que el perro o gato debe ingerir diariamente. Es muy importante que el perro o gato se alimente únicamente con lo que el MVZ indica.

Toda la familia debe estar enterada y comprender que no debe dársele nada de comida extra al perro o gato para que el plan pueda funcionar adecuadamente.

Además de la dieta, y considerando si el perro o gato está en condiciones físicas adecuadas, debe complementarse la alimentación con ejercicio para incrementar su aportación energética; esto ayudará a que la pérdida de peso sea más efectiva.

Los productos de Royal Canin para el control de peso son alimentos de excelente calidad, muy palatables, y contienen el balance perfecto de nutrientes para que el perro o gato esté bien alimentado y estabilice su peso mientras pierde grasa y mantiene la masa muscular necesaria sin sufrir hambre durante el proceso.