La idea de un consultorio de la obesidad puede no ser bien recibida por algunos miembros del personal, por eso es muy importante explicar a todo el equipo la importancia de la obesidad como preocupación médica, así como las ventajas económicas que traería para la Clínica contar con ese servicio.

En la práctica, sin importar cuáles sean las razones del desarrollo de la obesidad en un perro o gato, el camino hacia una pérdida de peso exitosa puede representar un gran reto, por lo que requiere de mucho apoyo.

Por esta razón, es indispensable realizar una reunión con todo el equipo, en la que se discutan las preguntas y preocupaciones de cada uno, y se definan las responsabilidades que cada uno tendrá al llevarse a cabo este programa.

Los planes para la Clínica deben ser discutidos a detalle por todo el equipo y las preocupaciones de cada uno deben ser escuchadas.

Vale la pena considerar un seminario de capacitación para todo el personal, donde se brinde información importante sobre la obesidad, prevención y tratamientos, así como para enfatizar los beneficios que este programa tendrá para la Clínica Veterinaria.

En próximos posteos te presentaremos las herramientas con las que debes contar para establecer un consultorio de control de peso.