Cuando un perro sufre de obesidad, se aconseja al propietario llevar a cabo un programa de pérdida de peso que incluya: dieta, ejercicio y educación del propietario.

Explicamos a detalle, en posteos anteriores, cada una de esas importantes variables, que funcionan a la perfección cuando se trabajan en conjunto, con la ayuda del propietario.

A continuación te presentamos un resumen de estas, para entender en pocas palabras, cómo podemos aconsejar a los propietarios sobre el manejo del peso de su perro.

Idealmente y sin importar qué tan joven o viejo sea el perro, el programa de manejo de peso debe seguirse de la siguiente manera:

– Alimentar al perro con una dieta balanceada de acuerdo a su estilo de vida.

– Pesar el alimento diariamente.

– Ajustar la cantidad de alimento conforme a la respuesta.

– Evitar las golosinas o los sobrantes.

– Monitorear el peso y la condición corporal regularmente.

– Llevar un diario y un plan de ejercicio.

– Monitorear cualquier padecimiento físico.