Hablamos sobre una enfermedad renal en gatos, la amiloidosis, en posteos anteriores, a continuación conoce más sobre el tema.

En gatos Orientales y Siameses con amiloidosis familiar, el depósito de amiloide ocurre preferentemente en el hígado y la hemorragia abdominal por rotura de la víscera, suele ser la principal presentación clínica. Aunque en algunos individuos puede provocar también ERC.

El amiloide identificado en estas razas difiere ligeramente del observado en Abisinios y posiblemente este hecho explique las diferentes localizaciones de los depósitos de amiloide entre razas.

Tras la sospecha clínica y analítica, el diagnóstico solo puede confirmarse mediante la realización de una biopsia renal con la posterior tinción con rojo Congo, observando con microscopio de polarización la birrefringencia verde manzana característica del amiloide.

El problema fundamental de la biopsia en estos pacientes reside en que el amiloide suele depositarse en la médula renal, por lo que en ocasiones las biopsias renales pueden resultar normales porque son biopsias corticales.

La amiloidosis es una enfermedad progresiva y los tratamientos propuestos con dimetil sulfóxido y colchicina no parecen dar buenos resultados.

Continuaremos con otras enfermedades renales felinas menos frecuentes, pero que también hay que tomar en cuenta, en próximos posteos.