Está a punto de terminar este año y es buen momento para valorar nuestro tiempo y el de los demás…

 


 

En estas épocas en las que se vive siempre con prisas, es muy común que la mayoría de las personas se olviden de valorar su propio tiempo y el de las personas que las rodean.

 

 

Para evitar que haya una mala gestión del tiempo en tu Clínica Veterinaria te recomendamos lo siguiente:

– Tener una hora fija de entrada y de salida. Esto ayudará a mantener una estabilidad y un control adecuado del personal al realizar sus actividades.

– Gestionar adecuadamente la agenda para evitar encadenamiento de retrasos que ponen en una situación complicada al equipo de recepción y dan una imagen negativa de tu Clínica Veterinaria. Recordemos también que es importante valorar el tiempo del cliente.

– Encontrar tiempo para reunirte con tu equipo de trabajo. Así podrán ponerse de acuerdo en tiempos de actividades y en delegación de responsabilidades para evitar doble carga de trabajo.

Recuerda que tu tiempo y el de los demás es muy valioso, y trabajando constantemente para valorarlo te beneficias a ti mismo, al personal de tu Centro Veterinario, a tus clientes, y por ende, a tu negocio también.