Otros de los servicios con los que cuentan las diferentes Clínicas Veterinarias pueden ser cirugía, hospitalización, radiología, urgencias, asistencia 24 horas, laboratorio, estética, hotel, tienda de artículos para perros y gatos.

A continuación algunos consejos que te ayudarán al empezar con este negocio:

– Buscar una zona en donde aún no haya mucha competencia.

– Contactar a varios proveedores de medicamentos, material clínico de uso diario y estudios con los que no vayas a contar en tu Clínica Veterinaria (ecografías, radiografías, análisis clínicos, clínicas u hospitales de referencia que sean apoyo para tu negocio, etc.)

– Realizar un perfil de cada puesto que se tenga pensado para que al momento de contratar se pueda encontrar a la persona más adecuada con las habilidades y actitudes necesarias. Esto es un factor muy importante en el desarrollo y funcionamiento de tu negocio.

– La gestión debe dividirse en función de los profesionales que haya en la Clínica y de la cantidad de servicios que se ofrezcan. Por lo general, la administración queda en manos del propietario, pero también es buena opción contratar a alguien especializado en ese rubro.

– Es indispensable asegurarse de que los productos y servicios que se ofrezcan sean de la mejor calidad para lograr la satisfacción de los clientes.

Seguir estos consejos te ayudará a tener un buen arranque de tu negocio, pero si quieres que tu Clínica Veterinaria tenga éxito, debes estar al pendiente siempre de tener a tu personal contento y a tus clientes satisfechos.


Fuente: http://blog.infoempleo.com