El servicio de tu Clínica Veterinaria debe ser siempre de la mejor calidad posible.

El adquirir un producto en particular es un concepto simple, pero la compra de un servicio es un tema un poco más complejo, pues el valor y el contenido es más difícil de cuantificar. Es por eso que hay que hacer todo lo posible por que el servicio sea de la mejor calidad posible, lo que implica el uso de algunas herramientas esenciales.

Acostumbra a tus clientes a agendar cita

Es necesario que todos los servicios sean llevados por medio de citas (excepto las emergencias) para que así tengan oportunidad de atender específicamente las necesidades de cada paciente y cliente, revisando el historial de cada uno para tener frescos los datos, como nombre del paciente y su dueño, última cita y motivo, etc. Con esto se dará un real servicio personalizado y reducir el tiempo de espera en recepción.

Revisa cada detalle

La calidad de los servicios se consigue al revisar cada detalle y momento de atención. Desde la atención telefónica es muy importante cuidar los detalles. Atención amable y cordial, protocolos establecidos de manejo de crisis, etc, así como el momento de dar la bienvenida a los clientes, evitar que esperen más de 15 minutos, escuchar la verdadera necesidad de cada uno, explicar claramente las indicaciones, etc.

Da el mejor uso a la historia clínica

La historia clínica de un perro o gato es indispensable tenerla siempre actualizada y completa, incluyendo las observaciones de los propietarios, para que todo el personal médico tenga clara la información de otro paciente, en caso de que no pueda atender el mismo médico o la revisión previa a la consulta como se explicó anteriormente.

Recordatorios de consultas subsecuentes

Siempre hay que preguntar al cliente de qué manera quiere que se le recuerde la fecha de sus consultas subsecuentes. Hay quien prefiere una tarjeta con la fecha y hora, para guardar en su cartera, otras prefieren el recordatorio por email y otras eligen una llamada uno o dos días antes. Cualquier opción es buena, lo importante es que el cliente note el interés que existe en la Clínica Veterinaria por llevar un seguimiento de la salud de su perro o gato.

Por eso es importante cuidar siempre cada detalle dentro de tu Clínica Veterinaria.