Generalmente, cuando escuchamos la palabra “Veterinario”, pensamos en el doctor de perros y gatos al que acudimos para que los curen, les corten el pelo y les pongan las vacunas, pero esto ya está cambiando.

Tradicionalmente, el Médico Veterinario es el profesional que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de perros, gatos y otros animales.

Recientemente, por los avances en la medicina humana y veterinaria, el Médico Veterinario se ha hecho más especialista en las diferentes ramas de la medicina.

Al igual que los médicos humanos, existen Médicos Veterinarios especialistas en cardiología, gastroenterología, oftalmología, nutrición, etc.

En la actualidad, con toda la información a la que los propietarios tienen acceso, es muy importante la calidad profesional de un Médico Veterinario y su experiencia, en especial para elevar el valor de la profesión y los servicios que se ofrecen en la clínica.

De esta manera, el propietario puede estar seguro de que el Médico Veterinario que atiende a su perro o gato tiene un conocimiento más profundo y que podrá atender cualquier problema que se presente, y que la clínica cuenta con un servicio integral de alto nivel.

Es importante que hagas saber a los propietarios las diferentes especialidades con las que cuentan todos tus Médicos Veterinarios pues todo esto se traducirá en mejores resultados para tu Clínica Veterinaria.