El nivel de interés y aceptación mostrado por los propietarios para seguir el tratamiento de los problemas de comportamiento de perros o gatos mediante alimentos específicos o suplementos alimentarios en lugar de recurrir al tratamiento psicotrópico es muy elevado.

Sin embargo, vale la pena resaltar que los propietarios suelen pertenecer a dos categorías con respecto a los suplementos nutricionales.

rc_131114

Los propietarios que desean que estos suplementos sean:

• Sencillos y que no requieran mucho tiempo

Estos propietarios son muy felices si pueden administrar alimento ajustado a las necesidades individuales y en el que ya estén incluidos todos los suplementos y aditivos, evitando así invertir más tiempo.

•Complicados y que requieran tiempo

Estos propietarios son muy felices si pueden mezclar una gran gama de aditivos y suplementos en el alimento varias veces al día. Quieren participar lo más posible y, por consiguiente, no están convencidos de la eficacia a menos que ellos dediquen activamente más tiempo.

Cada vez son más importantes los denominados “alimentos funcionales” y los suplementos “nutracéuticos” con los cuales se puede influir en el estado mental y el comportamiento de los perros y gatos. La transición del alimento al suplemento nutricional y a la fitoterapia puede ser lenta. Una de las ventajas es la considerable aceptación y buena disposición de los propietarios frente a las opciones de tratamiento “naturales” aunque sean más caras. Una de las desventajas podría ser que estos alimentos y suplementos puedan ser utilizados indiscriminadamente por los propietarios y sin un criterio adecuado. Es por eso recomendar al propietario visitar al MVZ para que haga el diagnóstico, recomiende y supervise el tratamiento más conveniente para el perro o gato.