En posteos anteriores hablábamos de que la identificación de cualquiera de los tres trastornos de la Triaditis es razón suficiente para seguir investigando los síntomas hasta lograr hacer un diagnóstico. Para ello existen diferentes tipos de exámenes específicos, como los que presentamos a continuación.

Hematología

Una anemia no regenerativa leve es común y por lo general representa la anemia de las enfermedades crónicas. Una anemia microcítica hipocrómica sugiere la pérdida crónica de sangre y deficiencia de hierro, a veces visto tanto con la Enfermedad inflamatoria intestinal como con la colangitis. Una neutrofilia puede hacerse notar en algunos casos, pero no siempre está presente.

Bioquímica

La Panhipoproteinemia se ve menos comúnmente en los felinos con Enfermedad inflamatoria intestinal, que en los perros y es usualmente asociada con la enfermedad más avanzada. Las enzimas del hígado se ven comúnmente elevadas con la enfermedad extrahepática (es decir, la pancreatitis o la EII) y por lo general más en

enfermedad hepatobiliar (colangitis). Una elevación en la alanina aminotransferasa (ALT) y la fosfatasa alcalina (ALKP) suele estar presente. A veces es también útil para evaluar los niveles de transferasa gamma-glutamil (GGT) , ya que esta enzima

tiende a subir antes la fosfatasa alcalina en los gatos, por lo que es un indicador más sensible de la colestasis. Un leve aumento de la bilirrubina se puede observar en los gatos anoréxicos, aunque un marcado aumento es generalmente consistente con la enfermedad hepatobiliar. La amilasa y la lipasa son indicadores muy fiables de la pancreatitis felina y no son útiles para el diagnóstico.

rc_080514

• Análisis de orina

La orina debe ser examinada, esencialmente para excluir cualquier enfermedad concurrente (diabetes mellitus, infección urinaria), y para comprobar la presencia de bilirrubina, que es siempre un hallazgo anormal en los gatos.

• Examen Fecal

Un examen fecal es parte del proceso para descartar otras enfermedades potenciales y se debe realizar cuando se evalúa a cualquier gato que presenta pérdida de peso crónica o diarrea. Las pruebas deben incluir recuento de huevos, el examen Giardia y, posiblemente, un cultivo fecal.

 

PIE DE FOTO