rc_170414

En el posteos anteriores hemos estado explicando la Triaditis felina, hemos comentado que se cree que esta enfermedad está relacionada con la proximidad del hígado, el páncreas y los intestinos. De manera que existe una asociación entre la enfermedad inflamatoria hepática, la enfermedad inflamatoria del intestino y la pancreatitis, comúnmente presentes en gatos. A continuación hablaremos de estas:

Enfermedad inflamatoria del intestino

La etiología de la Enfermedad inflamatoria del intestino es muy compleja pues involucra muchos factores inflamatorios. Aunque se cree que es una enfermedad multifactorial, su principal mecanismo es considerado como una respuesta inmune inapropiada a antígenos de la dieta o antígenos bacterianos que se presentan en la mucosa de la región gastrointestinal. La infiltración celular resultante (inflamación) ocasiona cambios en la mucosa (por ejemplo vellosidades, embotamiento, atrofia, hipertrofia cripta), dando como resultado una mala digestión y malabsorción.

Colangitis – Enfermedad inflamatoria hepática

Aunque la terminología anterior de este grupo de enfermedades era colangiohepatitis, se ha comprobado que el término colangitis es más apropiado, ya que es principalmente una enfermedad biliar. Esta enfermedad produce dos formas principales; la forma neutrofílica (descrita también como supurativa), y la forma linfocítica (antes linfoplasmocítica o no supurativa). La primera versión es la que resulta de una infección bacteriana ascendente desde el tracto intestinal. En la segunda forma, la inflamación es predominantemente linfocítica con células plasmáticas. La etiología se conoce poco, pero se cree que está inmunomediada, o es posiblemente el resultado de una colangitis neutrofílica crónica.

Pancreatitis

La forma crónica de la pancreatitis es comúnmente vista en los gatos y es también la forma más reconocida en la triaditis compleja. Su etiología se cree que es inmunomediada, aunque en algunos casos una infección bacteriana ascendente también puede ser causal. La inflamación presente en la pancreatitis crónica suele ser principalmente linfocítica, con fibrosis y atrofia acinar.

En el próximo posteo continuaremos hablando sobre los signos clínicos de la triaditis felina.