rc_190913

Antes del diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, es importante tener una comprensión de sus mecanismos. El enfoque de “medicina comparativa” obviamente es interesante, pero no nos ayuda a entender por qué el trastorno se expresará clínicamente de una manera diferente dependiendo de la especie.

Es necesaria la investigación en términos de especies, raza y animales individuales, así como a nivel de células y tejidos. A continuación una breve síntesis de las actuales teorías para explicar esta enfermedad tan irritante.

Patogénesis

Altos números de células inflamatorias están implicadas en la patogénesis de la dermatitis atópica. Mientras que las células cebadas (o mastocitos) han sido consideradas como las células más importantes en la explicación de la enfermedad, se ha descubierto que un gran número de células inflamatorias también están involucradas y todas interactúan entre sí. Las células de las que hablamos son los eosinófilos, neutrófilos, linfocitos, células dendríticas, células de Langerhans (también conocidas como células presentadoras de antígenos), junto con las células de la familia de los macrófagos.

Además, los queratinocitos (células de la epidermis), que son los productores de queratina, lípidos de la superficie y sustancias intercelulares, también sin duda juegan un papel importante en la atopia.

La patogénesis de la dermatitis atópica crónica es muy complicada, ya que implica

factores genéticos, diversas células inflamatorias, un alto número de mediadores de inflamación, una barrera cutánea defectuosa y muy probablemente, una implicación bacteriana.

Sigue con nosotros en Royal Canin , en siguientes posteos hablaremos a detalle de los diferentes tipos de células implicadas en la dermatitis atópica canina.