rc_270813

Las causas más frecuentes de la urticaria en el perro son las alergias a los medicamentos (vacunas, antiinflamatorios, antiinfecciosos, alérgenos, etc.), o las reacciones a las picaduras de artrópodos.

Es menos frecuente que se identifique una causa alimentaria. En este caso, puede tratarse de procesos inmunológicos (reacción de alergia inmediata), o de ingesta de alimentos ricos en aminas vasoactivas o fenómenos que originan reacciones anafilácticas (degranulación de los mastocitos sin intervención de las Ig E).

Las reacciones alérgicas a las vacunas tienen puntos en común con las alergias alimentarias en la medida en que, en la mayoría de los casos, la alergia se debe a residuos de suero de feto de ternero de los cultivos celulares, o los aditivos proteicos (caseína, gelatinas).

Por consiguiente, es posible que dichas reacciones frente a la vacuna puedan deberse a las sensibilizaciones alimentarias ante las mismas proteínas, ya que algunas de estas reacciones alérgicas se observan cuando se vacuna por primera vez, y por lo tanto, en teoría, sin que haya una sensibilización previa.

Prurito localizado o generalizado

También puede manifestarse una hipersensibilidad alimentaria en forma de un prurito localizado y, la mayor parte de las veces, bilateral. Las lesiones, generalmente, consisten en un eritema asociado a una alopecia autoinducida.

Sigue con nosotros en Veterinarios al día, en el siguiente posteo hablaremos sobre la Dermatitis atópica y la dermatitis similar a la atópica.