En posteos anteriores hablábamos de la Enfermedad intestinal idiopática felina y de cómo diagnosticarla. A continuación entérate de más detalles para su diagnóstico.

Biopsia endoscópica o quirúrgica

Una vez descartadas de manera sistemática la infestación intestinal por parásitos, la infección fúngica, reacción adversa al alimento o cualquier enfermedad extragastrointestinal, quedan todavía dos enfermedades en la lista de los diagnósticos diferenciales: la EII (Enfermedad inflamatoria intestinal) y el linfoma gastrointestinal, las cuales comparten una presentación clínica muy similar.

post_RC_dietaF

Por consiguiente, la obtención de biopsias de mucosa de buena calidad es fundamental para el diagnóstico de cualquiera de las dos enfermedades.

Se pueden tomar biopsias endoscópicas, biopsias de grosor completo a través de laparotomías exploratorias, exploraciones endoscópicas del tubo digestivo, biopsias de íleon, biopsias hepáticas o pancreáticas. Todas éstas tienen ventajas y desventajas, por lo que la recomendación es obtener muestras de todas las zonas accesibles, con independencia de su aspecto macroscópico, y deberán tomarse muestras múltiples (de preferencia entre 8 y 12) de cada área. Por supuesto, considerando el tipo de procedimiento dependiendo del estado del paciente, ya que, por ejemplo, una laparotomía es más invasiva y poco adecuada para un gato muy debilitado o para aquel que precise un tratamiento inmunodepresor inmediato con esteroides, que puede retrasar la cicatrización.

Histopatología

Aun cuando se obtengan muestras de buena calidad, es muy difícil para los anatomopatólogos diferenciar entre la infiltración linfoplasmocitaria leve de la mucosa intestinal y una mucosa normal en función de las muestras de biopsia obtenidas mediante endoscopia. Además, algunos linfomas de células pequeñas pueden tener un aspecto histológico muy similar a la infiltración linfoplasmocitaria de la mucosa. Por esa razón, es muy importante que los facultativos y los anatomopatólogos comenten entre ellos los casos difíciles para retroalimentarse y poder obtener un diagnóstico acertado.

Ya conociendo todos los detalles para su diagnóstico, entérate en el siguiente posteo del tratamiento y dieta adecuados para la Enfermedad intestinal idiopática felina.