En los posteos anteriores tocamos el tema de la dermatitis atópica y las intolerancias alimentarias en los perros. Partiendo de estos temas, es importante saber que el régimen de exclusión está reconocido unánimemente como el único medio para diagnosticar alergias e intolerancias alimentarias en los carnívoros.

Su objetivo es limitar estrictamente las fuentes de proteínas durante un período determinado, suministrando al animal uno o varios alimentos que nunca antes haya comido. Una vez mejorados los signos, se realiza una prueba de provocación con los antiguos elementos.

Régimen de exclusión casero

La primera opción es un régimen casero compuesto exclusivamente por una nueva proteína (caballo, conejo, pavo, pescado, avestruz, etc.) y una nueva fuente de hidrato de carbono (papas, nabos, lentejas, arroz, etc). Los alimentos deben cocinarse o asarse, sin especias ni materias grasas. Las proporciones que deben respetarse son: una parte de proteína por cada 2 a 4 partes de glúcidos.

Los principales alergenos alimentarios responsables de las reacciones en los perros suelen ser la carne de res, productos lácteos, cereales, soya, pollo, huevos, cordero y cerdo. En los gatos, la carne de res, productos lácteos y pescado.

post_RC_regimen

La principal ventaja de este tipo de régimen cocinado en casa es que se puede controlar estrictamente el aporte alimentario. Sin embargo, puede provocar trastornos digestivos como vómitos, diarrea, flatulencia, que pueden tratar de reducirse mediante una introducción progresiva durante varios días.

La aplicación práctica de este régimen puede resultar difícil y el tiempo de preparación constituye un verdadero obstáculo, pues para un perro pequeño o gato se requieren unas 2 horas semanales y para perros más grandes hasta 6 u 8 horas. Además, a veces resulta complicado encontrar algunos ingredientes como la carne de caballo o las lentejas frescas.

En el próximo posteo hablaremos de otro tipo de régimen de exclusión: el industrializado.

Te invitamos a que sigas visitando Vet News para que sigas enterándote de temas de gran interés y utilidad para ti y para tu clínica veterinaria.