En los artículos anteriores hablábamos de la manera de diagnosticar la anemia felina, la clasificación de los mecanismos que la provocan y las causas subyacentes de éstos. A continuación terminaremos de explicar esas causas.

La pérdida de hematíes como consecuencia de hemorragia en el tracto digestivo, tracto urinario o hemorragia interna, como la provocada por la rotura del bazo o hemotórax. La hemorragia gastrointestinal crónica puede estar asociada a trombocitosis y a una elevación de la proporción BUN-creatinina. Las posibles causas son:

  • Coagulopatías o alteraciones plaquetarias hereditarias
  • Cuagulopatías o alteraciones plaquetarias adquiridas: Toxicidad por anticuagulantes de los venenos para roedores, trombocitopenia inmunomediada y hepatopatías.
  • Neoplasias: Hemangiosarcoma, linfosarcoma y adenocarcinoma intestinal.
  • Gastroenteritis ulcerosa grave: Gastroenteritis eosinofílica
  • Traumatismos
  • Enfermedad idiopática felina de las vías urinarias bajas
  • Infestaciones parasitarias: Pulgas y nematodos

post_RC_anemia3

Signos clínicos de pérdida de sangre: petequias, equimosis, epistaxis, hematemesis,melenas, hematomas y hemartrosis. La hemorragia interna puede manifestarse por distensión abdominal o taquipnea.

El aumento en la destrucción de hematíes puede deberse a:

  • Una enfermedad inmunomediada primaria
  • Una enfermedad inmunomediada secundaria: Debido a una infección, neoplasia o a fármacos
  • Hematíes defectuosos hereditarios: Particularmente en raza Somalí o Abisinio
  • Hipofofastemia
  • Toxinas oxidativas: Cebollas, ajo, anestésicos locales, propofol, paracetamol, zinc
  • Microangiopatía

Con esta información, estamos seguros que lograrás un diagnóstico acertado para ayudar a los gatos que se presenten en tu clínica veterinaria con problemas de este tipo. En Vet News siempre estamos para brindarte la información más actual.