En los artículos anteriores hablábamos de los puntos a contemplar en nuestra clínica, que realmente se consideran información importante que sirve para hacer estadísticas que permitan el crecimiento del centro.

Después de contemplar estos puntos, conviene analizar las principales partidas de costos del centro, ya que de su tamaño relativo en relación a los ingresos dependerá la rentabilidad final del centro. Los siguientes indicadores se enfocan en medir estos costos y las variables que los afectan:

13. Costo salarial de la plantilla como porcentaje sobre la facturación del centro

Los salarios son la partida más importante de gasto. Para que el centro tenga una rentabilidad razonable no se debe dedicar más del 40% de los ingresos a los costos salariales.

14. Productividad de cada veterinario

Son los ingresos en servicios médicos generados por cada veterinario, divididos entre el costo salarial para la empresa de ese veterinario. Permite valorar la evolución histórica de cada veterinario e identificar diferencias relevantes dentro del equipo.

15. Costo de las compras de CHNF

Es el gasto de consumibles hospitalarios no facturables como porcentaje sobre la facturación en servicios médicos. Nos orienta sobre la eficacia y ahorro en la utilización de estos recursos por parte de nuestro equipo.

16. Costo de las compras de productos facturables

Incluye medicamentos y productos de venta en la tienda, como porcentaje, sobre la facturación por la venta de productos y medicamentos. Este indicador nos permite conocer el margen comercial de estos productos.

post_RC_indicadores3

Un buen programa de gestión debería permitir obtener y dar seguimiento a tendencias e interpretación de estos indicadores, de manera relativamente automatizada. El verdadero trabajo de un buen gestor será poner en marcha las medidas (planes, programas y acciones concretas) adecuadas para regresar a la zona de normalidad los indicadores que se desvíen negativamente.

Como gerentes o directivos de negocio no debemos conformarnos con saber que “este año hemos crecido un 12%”, debemos ir más a fondo para saber ¿Cómo hemos conseguido ese crecimiento?, ¿Cuál ha sido el flujo neto de pacientes activos?, ¿Cuántas deserciones de pacientes hemos tenido?, ¿Están viniendo los clientes con mayor o menos frecuencia?, ¿Para qué tipo de vistas?, ¿Regresarán para un seguimiento o para otro tratamiento?.

Y así podemos hacernos muchas preguntas más, que si somos capaces de resolver o poner en marcha las acciones necesarias para arreglar (según sea la situación), nos ayudarán a dominar mucho mejor el camino de nuestra empresa hacia el crecimiento y el éxito.

Recuerda que en VetNews siempre nos preocupamos por traerte información de utilidad para tu crecimiento personal y profesional.