En el posteo anterior hablábamos de lo común que resulta que en las clínicas veterinarias exista mucha información que no puede analizarse, por lo que resulta desaprovechada. Empezamos a ver algunos indicadores que sí nos servirán para sacar estadísticas y hacer crecer el negocio. A continuación los seguiremos explicando:

•Promedio de visitas anuales por paciente:
Se calcula dividiendo el número total de visitas (transacciones) a lo largo del año, entre el número de pacientes activos.

post_RC_indicadores2

•Promedio de fichas activas sin ninguna “R”:
Este indicador se refiere al programa de las 3R (re-call, re-check, re-minder), y se trata de calcular qué porcentaje de las fichas activas no tiene en su historial ninguna cita programada futura, ningún recordatorio sin vencer y ninguna llamada por realizar. Es un indicador del futuro índice de deserciones al centro, ya que éstos pacientes sólo volverán al centro si sus propietarios lo deciden por propia iniciativa o enfermedad.

•Ingreso medio por visita (o transacción):
Se calcula dividiendo los ingresos anuales del centro entre el total de visitas.

•Número de ítems (o conceptos) por factura:
Este indicador refleja cuántos productos o servicios del centro utilizan nuestros clientes.

•Porcentaje de fichas activas con transacciones en tienda y en clínica:
Nos indica hasta qué punto logramos realizar “ventas cruzadas” entre los servicios médicos de la clínica y la tienda.

•Ratio diagnóstico:
Es el porcentaje de ingresos por pruebas diagnósticas sobre el total de ingresos por servicios médicos.

Después de tomar en cuenta todos estos puntos, también conviene analizar las principales partidas de costos del centro veterinario, ya que de la relación de éstos y los ingresos, dependerá la rentabilidad final del negocio. En el siguiente posteo seguiremos con ese tema.