Antes de empezar cualquier tratamiento en el paciente obeso se debe llevar a cabo una valoración inicial de la gravedad o del grado de obesidad del paciente para así iniciar un tratamiento de acuerdo a las necesidades específicas de cada paciente.

La valoración inicial incluye varias etapas:

Anamnesis. Comprende la descripción del entorno, estilo de vida, comida y nivel de actividad. Debe conocerse el historial médico completo, incluidos los tratamientos previos o actuales.

Exploración física. La exploración física debe permitir identificar los signos clínicos relativos a las enfermedades asociadas (que causan o contribuyen al aumento de peso) y a cualquier otra enfermedad.

Control del peso. Se recomienda utilizar siempre la misma báscula electrónica, idealmente validada en cuanto a la precisión y exactitud.

Puntuación de la condición corporal. La puntuación de la condición corporal no constituye sólo una herramienta diagnóstica clave para establecer el grado de obesidad, sino también un instrumento inestimable para comentar con los propietarios. El veterinario debe utilizar el mismo sistema de puntuación para todos sus pacientes, ya que la familiaridad con un sistema favorece una puntuación más exacta. Las PCC de 5 ó 9 puntos (comentados anteriormente) se han validado para las medidas de la MG realizadas por DEXA y muestran una buena correlación con el grado de adiposidad si las realiza un experto.

Pruebas de laboratorio generales. A veces se necesitan pruebas complementarias para asegurar la buena salud del gato. Además del análisis hematológico sistemático, bioquímica y análisis de orina, en ocasiones son necesarias otras pruebas.

Pruebas complementarias. Dependen de la presencia o sospecha de una enfermedad asociada.

El objetivo de este texto no es el de describir las pruebas adecuadas para cada caso, que se dejarán a discreción del veterinario. Si se identifican otras enfermedades, debe instaurarse un tratamiento específico en el momento que se considere adecuado (antes, durante o después del programa de control del peso). Resulta obvio que la pérdida de peso puede constituir también un factor importante en el tratamiento de cualquier enfermedad asociada a la obesidad. Sigue con Vet News al día toda la información más relevante sobre la atención a este grave padecimiento felino.