En el posteo anterior sobre obesidad canina, veíamos que el mejor tratamiento es la racionalización del aporte calórico en la dieta de los perros. Ahora seguiremos revisando algunos conceptos para el tratamiento dietético:

Diferencias entre machos y hembras

En un estudio realizado en perros Beagle, se ha observado que era más difícil inducir y mantener la pérdida de peso en las hembras obesas, ya estuvieran enteras o esterilizadas, que en los machos esterilizados. Los excesos de peso iniciales eran comparables, así como las pérdidas de peso semanales. Para entender esta diferencia entre los dos sexos, hay que evaluar la alimentación de mantenimiento de los perros obesos. A pesos comparables, las perras obesas como promedio gastan un 15% menos de energía que los machos, por unidad de peso metabólico ideal, y su masa magra es, generalmente inferior. Por lo tanto, resulta ilógico aplicar el mismo protocolo de adelgazamiento para los dos sexos.

Modificación de la alimentación

Está totalmente contraindicado efectuar una restricción mediante una simple reducción de la cantidad de alimento que consume habitualmente. Dicha opción supondría un déficit en nutrientes esenciales y tendría pocas probabilidades de éxito. El animal, cuando se ve privado de alimento, puede desarrollar un comportamiento no deseado: nerviosismo, ladridos, robo de comida e incluso agresividad. Por consiguiente, es indispensable elegir un alimento especialmente adaptado para evitar las carencias y garantizar que recibe el suficiente alimento, al tiempo que se limita el aporte energético.

Los alimentos hipocalóricos

Existen distintos métodos para disminuir la concentración o la densidad energética de los alimentos industriales para el perro. La manera más sencilla de reducir eficazmente la concentración energética de un alimento industrial es disminuir el contenido en materia grasa y aumentar el contenido de fibras alimentarias. Estos dos cambios principales son realmente primordiales, pero en la formulación de un alimento, hay que considerar el conjunto de los nutrientes. (aminoácidos, ácidos grasos, minerales y vitaminas). Se pueden preparar raciones caseras hipocalóricas. Se elegirá entre los ingredientes magros, las fuentes de almidón ricas en fibra (cereales completos), las verduras, los suplementos de fibras alimentarias en forma purificada (salvado fibra de soya) y habrá que formular cuidadosamente la ración para que sea completa y equilibrada.

Sigue con Vet News toda la información clínica más actualizada y completa para el cuidado de los animales y disminuir la severa afectación que es la obesidad canina.