Anteriormente hemos hablado sobre las afectaciones y las formas de detectar la obesidad felina, un problema cada vez más común en los gatos domésticos de todo el mundo. Este mes revisaremos algunas formas de prevenir esta grave enfermedad en nuestros animales.

El objetivo de cualquier programa para perder peso, es el de facilitar la reducción progresiva de las reservas de grasa corporales sin perjudicar la salud. Sin embargo, el éxito es variable y las recaídas frecuentes, a menudo por un seguimiento insuficiente de estos programas. En consecuencia, es preferible prevenir la obesidad antes que tratarla una vez instaurada. Como se ha mencionado anteriormente, la obesidad tiene numerosas consecuencias negativas para la salud y el bienestar del animal que se manifiestan tanto en la disminución de la calidad como de la esperanza de vida.

Pesar y puntuar la condición corporal de todos los gatos en cada consulta

Estos dos criterios de evaluación deberán formar parte de la exploración física habitual, ya que permiten detectar cambios incluso sutiles en la composición corporal. Así, puede registrarse el aumento del peso corporal (que sugiere una sobrealimentación) y corregirse cuanto antes. Sin embargo, estas evaluaciones son también importantes para la salud del gato, puesto que una pérdida de peso, aunque pequeña, puede ser el primer signo de una enfermedad.

Comunicar pronto el mensaje sobre prevención de la obesidad

 El asesoramiento nutricional debe formar parte de la consulta de los gatitos y de todos los gatos de la clínica. Debe fomentarse la actividad física.

Atención al aumento de peso en los gatos de mediana edad

Las estrategias de prevención de la obesidad deben aplicarse con más rigor en gatos de 6 a 10 años. Lo más importante es prevenir el inicio de la obesidad en gatos jóvenes (adultos) puesto que son además los que, en potencia, tienen más beneficios en cuanto a longevidad y disminución del riesgo de enfermedades asociadas.

Sigue con Vet News el siguiente posteo donde terminaremos de revisar algunas de las medidas preventivas que se pueden tomar en relación a la obesidad felina.