Muchas veces hay una mala valoración al tiempo propio y de las demás personas. Esto provoca que el centro veterinario pierda un ritmo esencial para poder laboral funcionalmente.  Valorar el tiempo propio también significa que aunque no se le de nada físico al cliente (medicina, inyección, alimento) se debe hacer un cobro por el trabajo realizado. Para evitar que haya una mala gestión del tiempo en tu centro veterinario se recomienda:

1. Gestionar adecuadamente la agenda para evitar encadenamiento de retrasos que ponen en una situación complicada al equipo de recepción.  (En otras ocasiones hemos dado consejos sobre la gestión adecuada de la agenda)

2. Encontrar tiempo para reunirte con tu equipo de trabajo. Así podrán ponerse de acuerdo en tiempos de actividades y en delegación de responsabilidades para evitar doble carga de trabajo.

3. Tener una hora fija de entrada y de salida. Esto ayudará a mantener una estabilidad y un control adecuado del personal para realizar sus actividades.

Con estos simples pasos, tu centro veterinario se verá beneficiado y trabajará precisión para que tu negocio crezca.  Vet News siempre al pendiente de tu negocio con los mejores tips.