Vet News les sigue trayendo la mejor más completa información sobre los avances en la urología felina. Te invitamos a conocer los síntomas y causas de la obstrucción uretral.

Las alteraciones que se presentan en los casos de enfermedad del tracto urinario inferior en los gatos incluyen hipertermia, azotemia, anormalidades electrolíticas, acidosis metabólica y estado catabólico. Estas alteraciones se presentan como consecuencia del cese repentino de la función renal.

La obstrucción provoca distensión vesical, dependiendo del grado del flujo urinario. La expansión vesical ocurre mucho más rápido en un gato con un defecto para concentrar y que produce altos volúmenes de orina con baja gravedad específica, que en un gato con una gravedad específica mayor.

Los gatos con episodios previos de obstrucción pueden tener una gran capacidad vesical

debido a la pérdida del tono de la musculatura de la vejiga. Con una extrema distensión vesical cesa la propulsión de orina de los uréteres hacia la vejiga, lo que provoca que la presión intraureteral e intratubular aumente. Cuando la presión intratubular alcanza el mismo nivel de presión que la filtración glomerular, la formación de orina cesa. Por otra parte, los compuestos como residuos de nitrógeno y potasio que están más concentrados en la orina que en la sangre, pueden difundirse a la sangre desde la vejiga urinaria, debido a que la permeabilidad de la mucosa vesical se ve afectada. La muerte puede ocurrir en menos de 72 horas después de ocurrida la obstrucción.

Como resultado del daño que sufre la función excretora renal, ocurren desequilibrios iónicos. La retención de iones hidrógeno conduce al desarrollo de una acidosis metabólica de moderada a severa. Además, la acidosis afecta al metabolismo de las células, alterando la regulación extracelular de la concentración de potasio. El potasio es trasladado del interior de las células hacia el líquido intersticial y sangre. Debido a la anuria, este potasio no es excretado.

La consecuencia de todo lo anterior es la hipercalemia, la cual puede poner en peligro la vida del animal. La anuria también está asociada con hiperlosfatemia, hipermagnesemia, hiperglicemia, hiperproteinemia y azotemia.

Estos animales presentan deshidratación a pesar de la falta del flujo de orina, debido al secuestro de líquidos y pérdida continua de agua por vías no renales.

No se pierdan la siguiente entrega sobre urología felina con interesantes datos en Vet News.