VetNews les trae una serie de preguntas y mitos relacionados con los felinos y sus visitas a la veterinaria, las cuales cada vez deben ser tomadas más en cuenta.

¿Por qué los gatos son raramente llevados al veterinario?

A pesar de que en número son casi iguales a los perros y que sus dueños están preparados para invertir más en su salud, los gatos son llevados muchas menos veces al veterinario que los perros. Esta “paradoja felina” puede ser explicada en un sentido de obstáculos que el dueño enfrenta, pero también por culpa de los veterinarios mismos. Existe la creencia de que el gato es autosuficiente y que casi no necesita ir al veterinario. El médico veterinario debe dar recomendaciones para su transportación y facilitarle su visita.

Los gatos no son percibidos de la misma forma que los perros.

Los gatos no tienen la misma imagen de un alto valor económico. Ellos son donados más veces de lo que son comprados. (15% vs 45% en el Reino Unido) y muy rara vez son de raza pura (8% vs 75% en el Reino Unido).

Los gatos visitan menos veces el veterinario (incluyendo a los críos) porque muchos están convencidos de que:

  • Los gatos son independientes y más resistentes que los perros.
  • No presentan riesgos si viven en un departamento.
  • Los síntomas en los gatos son más difíciles de detectar.

Los gatos son difíciles para los veterinarios.

Desde el punto de vista del dueño, transportar a sus gatos a la clínica es generalmente una pesadilla. Además, si la clínica no está adaptada, una consulta con un gato estresado, rápidamente se puede convertir en una lucha. Por esta razón es que difícilmente vuelven al consultorio.

Desde el punto de vista del veterinario, los gatos son pacientes difíciles y demandantes que requieren de un acercamiento específico, equipamiento, paciencia y tiempo. No todas las clínicas ofrecen los servicios ideales para los dueños.

Para adaptarse a las expectativas de los clientes, es importante romper con ese círculo vicioso e implementar mejoras que ayuden a hacer de la visita del gato una más placentera.

Sigan las recomendaciones de Vet News la próxima semana en relación a las clínica “felinas”.