La semana pasada hablamos sobre el desarrollo de las DPT de nuestro centro veterinario y su importancia para cada empleado. Una vez terminadas, debemos complementarlas con una relación de objetivos individuales para cada uno de nuestros colaboradores.

Asiganacion objetivos

Se considera que unos objetivos bien diseñados deberían de reunir las siguientes características:

-Ser concretos y cuantificables: Esto nos ayudará a realizar su medición y evaluación.

-Estar relacionados con las tareas del empleado, y dentro de su área de influencia: De lo contrario, no generaran ningún comportamiento positivo sino más bien rechazo y escepticismo.

-Número limitado: No es aconsejable definir más de 5-6 objetivos individuales en un mismo periodo temporal. De este modo reduciremos el riesgo de diluir la atención y el esfuerzo de la persona entre demasiados frentes.

-Ambiciosos pero alcanzables: Los objetivos deben suponer una mejora con respecto a los resultados obtenidos por el mismo empleado o por otros en un contexto similar.  Sin embargo, deberemos calibrarlos adecuadamente y evitar metas excesivas que desmotiven desde el mismmo inicio.

-Acotados en el tiempo: Un objetivo solo adquiere pleno sentido en el contexto de un calendario. Debemos definir primero con qué frecuencia temporal vamos a evaluar a nuestro equipo y a continuación asignarles objetivos individuales con la misma secuencia temporal.