¡Hola! En un Vet News al día anterior comenzamos a hablar de las claves que todo centro veterinario debe considerar si quiere tener un área significativa en Medicina Preventiva, continuamos dándote más estrategias acerca de este tema que seguro te interesa.

3. Educar, no vender. Los clientes educados son los que compran los servicios, no hace falta venderles nada… Debemos redefinir el papel del centro veterinario como el de un lugar donde se educa a los clientes para que puedan disfrutar de la mejor relación posible con sus animales. Vivimos en la sociedad de la información, donde los clientes acuden a nuestro centro después de haber leído en internet información de muy diversa calidad acerca de la salud de su perro o gato. La avidez y la exigencia por la información es hoy mayor que nunca entre nuestros clientes. Por ellos debemos estar preparados para liderar este proceso, porque si no lo hacemos entonces los clientes encontrarán otras fuentes de información probablemente no tan autorizadas. Si de verdad estamos de acuerdo con esta filosofía, entonces debemos comenzar a actuar en consecuencia:

  • Debemos seleccionar y evaluar a nuestros veterinarios teniendo en cuenta sus habilidades de comunicación con nuestros clientes.
  • Debemos facilitar este proceso educativo facilitando los medios adecuados a nuestro equipo: materiales informativos escritor para los clientes, herramientas de apoyo visual en las consultas (pósters, atlas, modelos anatómicos).
  • Debemos invertir tiempo y esfuerzo en explicar las cosas a los clientes: nuestros presupuestos, nuestros planes de tratamiento e incluso nuestras facturas deben estar enfocadas a la educación del cliente.
  • Debemos fomentar aquellas acciones y programas que vayan en esta línea: Newsletters educativos, clases para los cachorros, formar al equipo para que comunique mejor, etc.

La mayor parte de este texto forma parte del libro de “Soluciones de gestión para clínicas veterinarias” de Pere Mercader.