La piel es el órgano más grande no sólo en los humanos, sino también en mamíferos como perros y gatos. Al ser el más expuesto y vulnerable, es especialmente susceptible a muchas enfermedades y afecciones, sin embargo, es importante resaltar que el tratamiento para perros no necesariamente es el mismo para los gatos.

Estas enfermedades son ocasionadas por una amplia variedad de razones: tumores pancreáticos, bacterias, cáncer, lupus, pioderma, sarna (demodésica o sarcóptica) o alergias alimentarias. Incluso hay que verificar si el mismo animal se ha provocado las lesiones. Cualquiera que sea su origen, los diagnósticos tienen que incluir un examen minucioso del sujeto, con la identificación completa, la anamnesis, el examen clínico del animal y otros exámenes complementarios, para tener todos los elementos necesarios que nos permitan formular un diagnóstico acertado.

Las obras y publicaciones sobre la dermatología de perros y gatos son incontables, sin embargo, el tema sigue siendo objeto de muchas controversias y su manejo varía de un país a otro. Royal Canin se ha interesado por la dimensión nutricional de la dermatología veterinaria desde su fundación en 1967, incluso sus investigaciones al respecto para formular sus primeros alimentos dietéticos fueron inducidos desde este enfoque.

En nuestros próximos artículos hablaremos a detalle sobre las investigaciones más representativas en cuanto al tema como el prurito, el empleo de la terapia a base de cortisona, los hidrolizados proteicos entre otros más. Te invitamos a continuar alimentando el diálogo.